Friday, 23 de June de 2017
 
 
Inicio
 

Galería de Imágenes

Historia del Taller Protegido

TPP Alborada nace en 1981.
     Ante una necesidad  planteada ante los primeros egresados de la Escuela Especial Alborada, los niños  se habían vuelto hombres y eran otras las respuestas a sus requerimientos: estaban preparados para trabajar. Había que brindarles un lugar.
     En 1985  se compra una casa en 9 de Julio 866 donde comenzó a funcionar el TPP.
     En 1991 se adquiere el predio lindante y  y con la colaboración de la Municipalidad de Bahía Blanca se está elaborando el proyecto de un nuevo  edificio acorde a las necesidades de los TPP.
     Hoy cuenta  con los adelantos técnicos y/o científicos que van surgiendo, contando con una máquina automática  para sellar bolsas de polietileno con una capacidad de 3600 bolsas hora.
Además  desde el año 1986 el Ministerio de Acción Social de la Provincia de Buenos Aires otorga a través de convenios, becas y peculios que favorecen a los operarios del TPP

1996-1997
     Las condiciones sociales económicas y laborales actuales plantean a los TPP exigencias  que significan riesgo , pero también una oportunidad de transformarse para sobrevivir y crecer en el mercado competitivo o restringirse a un funcionamiento cada vez más protegido que se enfrenta con el objetivo general de integración. Para lograr la transformación se está implementando el PRONILAD (Programa Nacional de Inserción Laboral para personas con Discapacidad.
     Este programa consta de dos fases:
          1) Consiste en una red informática que permita el intercambio de información entre los TPP con el objetivo de ir gestando una empresa común sobre la base de la misión que comparten.
          2) Fase de Reconversión de Talleres Protegidos de Producción, la cual permitirá que los talleres que formen parte de la red podrán presentar proyectos de reconversión para alcanzar los objetivos del programa. A finales de 1997 se está confeccionando el proyecto (fase 2) para la presentación ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para la adquisición de una extrusora.

1999-2000
     Habiéndonos involucrado en el PRONILAD – Programa Nacional de Inserción Laboral de la Persona con Discapacidad – 2da. Fase, se nos otorgó un subsidio de $38.300.-, importe que se destinó a la adquisición de una máquina confeccionadora de film de polietileno, una impresora flexográfica de dos colores y el pago a la Consultora del proyecto y la capacitación.
     El personal del taller accedió a un extenso programa de capacitación, con lo cual finalizó el proyecto afectado al PRONILAD 1ra. Fase.
Se gestionó y logró la obtención de un crédito en la Cooperativa Obrera Ltda. que amortizamos con la provisión de bolsas precortadas impresas que utilizan para insumos.  Asimismo producimos bolsas para residuos,  consorcio y freezer con marca  Cooperativa.
     Por otra parte se provee de film y productos elaborados a más de diez Talleres Protegidos de Producción de Bahía Blanca y la zona.
     Atendiendo a razones de producción, nos vimos en la necesidad de ampliar el horario de funcionamiento del taller, como así también a la incorporación de una persona para el manejo de la impresora flexográfica y la extrusora.

2000-2001
     Los operarios del taller siguen evidenciando avances significativos, y ello se ve reflejado en la productividad. Hay casos concretos que manejan hasta dos máquinas automáticas a la vez. En la extrusora hacen trabajos de control, lo que posibilita a los supervisores realizar otras actividades como mantenimiento y reparaciones. También es notable el autocontrol que han logrado en cada puesto;  como pesar y etiquetar con la balanza electrónica, sumar, apilar traban-do los pack, son rutinas habituales que han tenido un desarrollo importante a lo largo de este año.
  
     Respecto a la producción del taller, podríamos dividirla en dos etapas: la lra. de julio a diciembre de 1999 en la que se incorporó una máquina troqueladora automática nueva,  se reparó y puso en funcionamiento otra. Por diversos motivos, fundamentalmente de adaptación y orden, el rendimiento no estuvo acorde a lo esperado.
      En la 2da. Etapa enero a julio de 2000, logramos los resultados que buscábamos, aún con menos personal. El incremento en la producción fue aproximadamente un 35%.
     En cuanto a la economía, podemos decir que fue de la mano de la producción, la compra de máquinas y su puesta en funcionamiento fue una apuesta fuerte para lograr un mayor crecimiento y mejores condiciones de trabajo para los operarios. 
     Si bien la economía del país no ayuda, de acuerdo al seguimiento mensual de las operaciones del taller realizado por el coordinador y el presidente de la Asociación podemos decir que las cuentas están en equilibrio, lo que augura un buen futuro al Taller Protegido de Producción.

 
Siguiente >

© 2017 Joomla
Concept Design by Bahía Web Site